<ant. 1 2 3 4 5 sig.>

"...En cualquier caso la persona, las actividades y las experiencias de Ana García de Cuenca constituyen, de por sí, una singularidad en todos los terrenos y tienen por méritos propios un hueco reservado en la historia del acontecer cordobés."
Eugenio Domínguez Vilchez, Rector de la Universidad de Córdoba

"...si aceptamos que Dios vive, no debemos de extrañarnos de que Dios hable en el lugar que quiera, a quien quiera y cuando quiera...
...También son muchos los teólogos que reconocen la grandeza de sus escritos. Se compara su teología con la de Santo Tomás y su amor a Dios con el de Santa Teresa..."

José A. Cobos, Vicario Provincial Padres Carmelitas de Venezuela

"...He leído algunos libros de Ana García de Cuenca, y no sólo están de acuerdo con la doctrina de la Iglesia, sino que se encuentran en ellos una riqueza espiritual que hace mucho bien al que los lee...
...Que el Señor bendiga de corazón a esta sencilla mujer, de la que Él se vale para decirnos de un modo nuevo cómo hay que vivir desde el Evangelio..."

Antonio Ceballos Atienza, Obispo de Cádiz y Ceuta

"...La lectura de estos libros, cuyo contenido es accesible a toda persona de cualquier nivel cultural, puede hacer bien a quienes quieran compartir la experiencia de la búsqueda de Dios..."
Ramón Búa Otero, Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño

"...Es pena que esto no lo conozca el mundo y se entere que es verdad que hay otra vida y un Dios que allí al hombre espera..."
Alvaro Domecq, Empresario, Jerez de la Frontera

"...He leído parte de los numerosos originales escritos de Doña Ana García de Cuenca. En ellos he encontrado un testimonio, un compromiso y una colaboración de esta nueva generación cristiana que siente la necesidad y la urgencia de transmitir el Evangelio...
...Le pido al Señor que esta obra sea semejante a la levadura que metió una mujer en medio de la masa y que todo acabó por fermentar (Mt 13,33)..."

Antonio González Doardo, Rector de la Facultad de Teología de Granada

"...La labor que realiza Ana a través de su obra, y de sus obras, nos permite redescubrir esta faceta, y así retomar el camino de una mayor perfección como personas, que nos permita hacer a nuestro alrededor un mundo mucho más humanitario..."
Antonio J. Cubero Atienza, Director de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Córdoba

"...Sus visitas son luz, serenidad y paz para los que sufren...
...Los Mensajes son una invitación a una conversión constante, para reparar el olvido y abandono que miles de personas tienen de Dios...
...Y así, en primer lugar, manifiesto mi más profundo respeto y veneración ante Dios, porque hoy también sigue haciendo en sus hijos maravillas. En segundo lugar, porque de su lectura o reflexión he sacado provecho para mi vida espiritual. En tercer lugar, porque estoy convencido de que con su meditación acercaría a muchas almas a Dios..."

Antonio Gómez Aguilar, Párroco de la Santísima Trinidad, Córdoba

"...Habiendo repasado algunos libros escritos por Ana García de Cuenca, se percibe claramente que en ellos encontramos un pozo de agua pura y viva en la que se refleja toda la riqueza espiritual de una sana doctrina que puede elevar las almas hacia Dios..."
Antonio Ruiz Sánchez, Canónigo de la S. I. Catedral de Jaén

"...los mensajes de estos libros buscan incidir en la conducta humana, en el comportamiento personal y social del lector. De poco sirve que un mensaje sea bello, si no transforma a mejor la vida de quien lo oye...
...Que los mensajes sobre Dios al alma, así podríamos definir estos libros de Ana García de Cuenca, sean semillas de Evangelio que motiven y ayuden a quienes los lean u oigan a orientar su vida abiertos a todo lo bueno y bello que conduce a la verdadera felicidad..."

Jesús María Lecea, Conferencia Española de Religiosos

<ant. 1 2 3 4 5 sig.>

 

* * *